• Boon Edam América Latina
  • Blog Edam Blog
  • El tipo de puerta que esté usando en su negocio puede estar haciéndole perder dinero

Blog Edam Blog

El tipo de puerta que esté usando en su negocio puede estar haciéndole perder dinero

Hace poco, la ciudad de Nueva York promulgó una ley que estipula que todos los establecimientos de la ciudad deben mantener sus puertas cerradas durante el horario de atención debido a las fugas de aire acondicionado en estos lugares.

Que la energía se escape sin ningún control de un edificio no es, obviamente, algo bueno. ¿Cuántos de nosotros nos detenemos a pensar en lo que posiblemente estamos dejando entrar a nuestros edificios? Entre los visitantes no deseados se encuentra el aire frío, el aire caliente, el polvo, los vapores, la suciedad, la nieve, el agua lluvia y cualquier elemento que logre abrirse paso hasta el interior de las instalaciones. El tipo de puerta que usted tenga puede marcar la diferencia y tener en cuenta el impacto de estos elementos indeseables.

¿Estas desperdiciando espacio?Puerta Giratoria de Boon Edam

Cuando se trata de restaurantes y establecimientos minoristas, los huéspedes no deseados (el aire y el viento del exterior) pueden tener un impacto verdaderamente negativo en los ingresos. ¿Alguna vez han ido a un pequeño restaurante y les han asignado una mesa cerca de la puerta? Es muy probable que hayan solicitado que los cambiaran de lugar, debido a que había mucha corriente y era muy incómodo. Hay restaurantes que suelen tener una sala de espera en la cual los clientes esperan a que se les asigne una mesa. Pero, ¿no es mejor que los clientes entren y empiecen a consumir algo en vez de esperar? El famoso restaurante estadounidense Bonefish Grill empezó a instalar puertas giratorias en 2006 en todo el país, introduciendo un nuevo concepto: los clientes ingresan directamente a un área de bar cómoda y animada a través de una puerta giratoria. Se registran con la anfitriona para que les asigne una mesa en el comedor y de inmediato pueden beber algo y disfrutar de una entrada en el área del bar, lo que aumenta la facturación del establecimiento en sólo minutos. Ahora, cada metro cuadrado del negocio es productivo, energético y aporta a los ingresos.

Los sonidos del (no) silencio

Nadie espera oír los ruidos del exterior después de cruzar el umbral hacia el interior de un edificio. La idea es dejar el mundo de “allá afuera” atrás e ingresar a un nuevo ambiente. Pero esto no funciona en las zonas urbanas, aeropuertos, áreas cercanas a los estadios, o incluso en las plazas de los pueblos. La filtración de ruido es especialmente desagradable en bibliotecas, hospitales, escuelas y hoteles, todas aquellas instalaciones que buscan crear un ambiente tranquilo para aprender, curarse o escapar de la rutina diaria.

Alguien tiene que limpiar todo este caos

Una cadena de hospitales en Wisconsin implementó una simple, pero muy eficaz modificación para resolver las fuertes ráfagas de viento en los vestíbulos que por lo general estaban sucios o humedos… Cambió las entradas de una sola puerta deslizante por una puerta deslizante seguida -6 metros más adelante- por una puerta giratoria.

Este único cambio en el diseño tuvo enormes efectos: tener entornos limpios y con control de temperatura. Y hubo un beneficio extra: al impedir el ingreso de casi toda la suciedad (los escombros, la nieve y la lluvia a la puerta giratoria), los elevados costos de mantenimiento de la puerta giratoria se redujeron sustancialmente, sin mencionar un ahorro realmente positivo en las facturas de energía.

¡Uf! ¿Qué es ese olor?

Puerta Giratoria de Boon Edam

Este es otro de los invitados no deseados que la mayoría de diseñadores de edificios no tienen en cuenta. Es cierto que hay numerosos edificios que no están rodeados de malos olores, por ejemplo, en los hermosos suburbios o campus universitarios. Sin embargo, hay un número asombroso de edificios urbanos expuestos a los humos de los vehículos y camiones diésel, a los sistemas de aguas residuales y a la basura en descomposición. Hay pueblos enteros con edificios comerciales, edificios gubernamentales, hospitales, hoteles y universidades que reciben las corrientes de aire provenientes de plantas de procesamiento de aves de corral, ganado o fábricas. Es sorprendente también, que estos edificios utilicen puertas batientes o deslizantes que hacen que la zona del vestíbulo huela fatal durante gran parte del tiempo.

¿Las puertas que tiene instaladas en su entrada realmente se ajustan a sus necesidades?

Elegir la entrada adecuada puede marcar una enorme diferencia en la solución de los problemas ambientales, de limpieza, ruido excesivo o malos olores. A menudo, la solución es reducir significativamente la filtración de aire mediante la instalación de puertas giratorias. Y usted… ¿Se va a resignar a tener instalada una entrada que no es la ideal para su edificio?

Claudio Rubio Marmori

Escrito por Claudio Rubio Marmori

Claudio es un Gerente de Desarrollo de Negocios para México en Boon Edam

Contact us