Blog Edam Blog

Entrada sin contacto sin comprometer la seguridad

Debido al brote global de COVID-19, los ejecutivos de negocios están pensando en cambios futuros en sus edificios para aumentar la seguridad de los empleados. Aparte del distanciamiento social, los turnos de operación escalonados y los lectores de temperatura, se les dice a los gerentes de las instalaciones que hagan cada puerta fuera y dentro del edificio "sin contacto". Estas entradas no solo deben ser de manos libres, sino que también deben funcionar de forma segura.

Vemos este cambio de entrada ‘sin contacto’ como un proceso de dos pasos. El paso inicial satisface la necesidad de entrada sin hacer contacto, mientras que el segundo aborda un nuevo problema como resultado: la seguridad comprometida.

Paso 1: Puertas batiente automáticas - Resolviendo un problema mientras se presenta otro

Las organizaciones están luchando para hacer que todas las entradas a través de sus edificios sean sin contacto. Una solución rápida a este problema viene a través de la adaptación de las puertas batientes existentes con operadores eléctricos de baja energía. Aunque una solución fácil y oportuna, este nuevo proceso de entrada abre el camino para problemas más grandes. Sigua leyendo...

Uso tradicional de puertas batientes manuales

Primero consideremos cómo alguien usa una puerta batiente manual. Un empleado abre o usa su insignia en la puerta batiente, la puerta se abre y el usuario la agarra con una mano. Por lo general, ellos abren la puerta aproximadamente 45-60 grados y se "deslizan" hacia adentro. Al entrar al edificio, la puerta ya ha comenzado el proceso de cierre y normalmente volverá a cerrarse en un segundo o dos. La puerta nunca alcanza todo su potencial de 90 grados y, por lo tanto, es más difícil para otra persona seguir cercanamente al interior sin colusión.

puertas batientes

Debilidad de las puertas batientes automáticas

A medida que los gerentes de las instalaciones comienzan a actualizar sus puertas manuales con operadores eléctricos automáticos y de baja energía, la forma típica de entrar, como se mencionó anteriormente, cambia. ¿Cómo es eso?

Bueno, el empleado seguirá usando su insignia o usando un sensor de onda manual para entrar en el edificio a través de la puerta batiente. La puerta se desbloqueará y se abrirá lentamente utilizando un accionamiento de baja energía (originalmente diseñado para la entrada de ADA). Sin embargo, ahora la puerta procederá a abrir un total de 90 grados y permanecerá abierta durante unos segundos adicionales antes de cerrar.

Por lo tanto, el aumento del uso automático de la puerta oscilante tendrá un impacto significativo en la seguridad. La puerta simplemente no se cerrará dos segundos después de que alguien interviese. Podría permanecer abierta hasta 10 segundos en algunos casos y ser una manera fácil para alguien no autorizado de obtener acceso a cualquier parte del edificio.

puertas batientesPaso 2: Puertas y Torniquetes de Seguridad Automáticos - Sin Contacto y Seguro

Mientras que la automatización de sus puertas batientes existentes proporciona una solución oportuna a un problema, esto crea un nuevo problema siguiente: el potencial de personas no autorizadas en su edificio. Los riesgos y pasivos asociados con el seguimiento de cerca de un usuario no autorizado en las entradas de las puertas oscilantes podrían ser robo, seguridad de los empleados, multas reglamentarias y problemas de recursos humanos.

¿Cómo se resuelve este segundo problema?

Mediante la implementación de una estrategia de detección o prevención de intrusión utilizando torniquetes de barrera óptica o puertas giratorias de seguridad, las organizaciones pueden proporcionar una experiencia de entrada segura y sin contacto para todos los usuarios. Y aunque es posible que algunas organizaciones no puedan implementar entradas de seguridad en toda su instalación o campus, las puertas giratorias de seguridad y los torniquetes de barrera óptica funcionan muy bien en una estrategia de seguridad en capas.

tonrniquetes opticos SL SwingHaga clic aquí para obtener más información sobre cómo las entradas de seguridad proporcionan una experiencia sin contacto. Y  póngase en contacto con uno de nuestros expertos en entrada para discutir la implementación de soluciones de entrada de seguridad sin contacto en su edificio.

Greg Schreiber, Vicepresidente Mayor de Ventas

Escrito por Greg Schreiber, Vicepresidente Mayor de Ventas

Greg Schreiber ah estado con la empresa un total de 15 años y actualmente es Vicepresidente Mayor de Ventas. La carrera de Greg abarca más de 20 años en la industria de puertas y entradas de seguridad en una variedad de oficios en administración de ventas, incluyendo Gerente de Ventas Nacionales para Boon Edam desde el 2007, después de la adquisición de Tomsed Corporation. Greg ha dirigido exitosamente a los equipos de ventas de América del Norte y América Latina para producir un crecimiento de ventas de dos dígitos en cada uno de los últimos 4 años. Un nativo de Pittsburgh, Greg se graduó de la Universidad de Toledo con un título de Administración de Empresas y actualmente vive en Venetia, PA.